Te presentamos unas sencillas recomendaciones para que tu crédito rinda más.

Finalmente te decidiste a pedir un crédito. A lo mejor para iniciar o expandir un negocio, remodelar tu casa o comprar una nueva, estudiar una carrera, resolver una emergencia, o invertir en algo a futuro. Sin duda no es una decisión que tomaste a la ligera, pues significa una gran responsabilidad.

Y lo es. Por eso es muy importante que recuerdes que un crédito bien manejado siempre ayuda, pero te traerá muchísimo estrés y problemas si no tienes cuidado.

Ten claro para qué quieres un crédito y cuánto dinero necesitas. Esto te sirve para ir por un objetivo concreto y no gastar el dinero en otras cosas. Además te ayuda a definir qué tipo de crédito se adapta a tus necesidades, pero sobre todo a saber cómo vas a cumplir con los pagos.

¿Tienes con qué pagar? Suena increíble, pero hay personas que jamás piensan en eso. Demostrar que tienes un ingreso fijo o, si eres emprendedor, comprobar el compromiso de compra de algún cliente es tu garantía para cubrir el crédito. De lo contrario estarás haciendo malabares económicos y tu inversión no tendrá los resultados que buscas.

No te descuides. Si quieres el crédito para contratar un plan de inversión o póliza de seguro, pide toda la información por escrito y prográmate para darle seguimiento tanto con la institución que te lo otorgue como a través de portales informativos y autoridades reguladoras. Así conocerás datos clave sobre rendimientos, intereses, pérdidas o variaciones en el mercado, y de ser necesario podrás tomar decisiones para que tu inversión siga ganando.

Ojo, si vas a invertir, nunca confíes en productos que te prometan mucho pagando poco. Tampoco te salgas del plan que hayas fijado y retires tu inversión antes de tiempo si no la necesitas.

Cuentas claras, crédito seguro. Finalmente, cuando vayas a solicitar el crédito debes tener al día toda tu información financiera, como estados de cuenta, comprobantes de ingresos y domicilio, identificación oficial, o montos de inversión y balances de ganancias en caso de que sea para tu negocio. Revisa tu estatus en el Buró de Crédito para confirmar que todo esté en orden. Cada institución bancaria o de crédito tiene sus requerimientos, asegúrate de entregar todo tal y como te lo piden. Hay alternativas como ME•XI DXN o ME•XI TRES, de Financiería ME•XI, que son muy accesibles y confiables. ¡Compruébalo!

Un crédito puede darte la oportunidad de crecer no solamente en lo económico, sino en todos los aspectos de tu vida. Si quieres saber más, en Financiería ME•XI siempre estamos dispuestos a ayudarte.

Fuentes:

https://cuidatufuturo.com/invertir-dinero-tips/

https://abarrotero.com/abarroterocom/consigue-un-credito-y-hazlo-rendir/