¿Sabías que en la Colonia, los rituales de culto a los muertos fueron cambiados a noviembre para fingir que se celebraba el Día de todos los Santos y el Día de los Fieles Difuntos impuestos por los españoles?

Si bien la tradición de celebrar el Día de Muertos está más arraigada en el centro y sur del país, jamás pasa inadvertida a nivel nacional. Colorido, tradición, sabores, expresiones artísticas, pero especialmente recordar a quienes han partido de este mundo, son el reflejo de nuestra visión como mexicanos en torno a la muerte, una visión que trasciende fronteras.

Entre finales de octubre e inicios de noviembre se realizan diversos festivales de Día de Muertos en varios estados, que atraen a miles de turistas de todas partes del mundo. Ahora te presentamos algunos de ellos.

Aguascalientes-Festival de las calaveras. Desde hace más de 20 años la capital es el centro de este festival en honor a La Catrina, como se conoce a La Calavera Garbancera, un personaje creado en 1913 por el grabador José Guadalupe Posada. Considerado el evento más importante después de la Feria de San Marcos, ofrece paseos por panteones y el centro histórico, exposiciones de altares, fotografía y artes, además de muestras gastronómicas y concursos de calaveras literarias, entre otras cosas.

Ciudad de México-Desfile de Día de Muertos. Se trata de una impresionante caravana de vistosos carros alegóricos, danzantes, espectaculares mojigangas, marionetas gigantes y grupos circenses que recorre las avenidas Reforma y Juárez hasta llegar al Zócalo, donde tiene lugar un maravilloso espectáculo ambulante lleno de música y color.

Chignahuapan-Festival de la Luz y la Vida. Reconocido como Pueblo Mágico, cada 1 de noviembre sus habitantes recrean una costumbre de siglos que vale la pena conocer. Por la noche encienden antorchas y velas para encabezar una marcha que inicia en la parroquia de Santiago Apóstol y avanza por la Calzada de las Almas hasta llegar a la laguna de Chignahuapan. La tradición indica que al llegar ahí se puede observar lo que pasa en el mundo de los muertos.

San Luis Potosí-San Vicente Tancuayalab y la danza de los huehues. Desde el 30 de octubre los pobladores preparan altares y fuegos artificiales para celebrar el Xantolo. El 31, se hace un camino de flores de cempasúchil para guiar a las ánimas niñas hacia los altares con ofrendas para ellas. La noche del 1 de noviembre se encienden cirios que guían a los difuntos adultos, para quienes también se preparan ofrendas y se les reza toda la noche. Al día siguiente, en medio de campanadas, pirotecnia y huapangos, la gente les lleva las ofrendas a sus tumbas, donde come y convive con las almas de sus familiares o amigos, hasta que finalmente por la noche se les da una última ofrenda para que gocen de descanso eterno.

Y a ti, ¿dónde se te antoja celebrar este año el Día de Muertos?

Fuente:

https://www.mexicodesconocido.com.mx/eventos-dia-de-muertos-en-todo-mexico.html